Rutas para navegar por Ibiza – COMO APROVECHAR NUESTRA SEMANA

En una semana da tiempo más que suficiente para recorrer la isla de Ibiza con calma, parando en los lugares más emblemáticos y saboreando cada rincón que nos encontremos.

El factor más importante a considerar es la dirección del viento para los días próximos. Hay que tener en cuenta que, aunque no tengamos una mala meteorología, puede incomodar mucho la estancia un viento que entre en la cala y traiga con él pequeñas olas que zarandeen el velero de forma incómoda. Sin embargo, a sotavento de la isla el agua suele estar tranquila y las estancias son muy agradables, sobre todo para pasar noche y dormir plácidamente.

Normalmente el viento predominante es el levante, viento del este, con algún componente sur en ocasiones, por lo tanto casi siempre podemos asegurarnos de estar a resguardo en la costa oeste de Ibiza y también de Formentera, donde se encuentran muchas de la mejores calas de las islas, y sobre todo las más animadas para aquellos que busquen ambiente.

El norte de la isla es muy diferente, mucho menos masificado e inhóspito, lo cual puede ser una ventaja para los que busquen soledad y tranquilidad. Aún así, en una semana nos da tiempo de sobra para conocer todas las caras de la isla.

Ruta vuelta a Ibiza y Formentera:

Desde San Antonio, podemos salir con un velero hacia el norte o hacia el sur dependiendo de la previsión de viento para la semana, la cual deberemos consultarla y planificar con respecto a ella. Si salimos hacia el sur, los primeros días tenemos al paso las calas con más ambiente y movimiento de Ibiza, donde podemos pasar varias noches antes de saltar a Formentera. Una buena opción es pasar la noche del sábado en un lugar ceca de San Antonio, donde se encuentran muchas de las más bonitas calas de la isla. Como el sábado suele ser  el día de embarque, invertiremos normalmente toda la mañana si no más en preparar la partida, entre instalarnos en el velero, hacer el Checkin con los profesionales de la empresa, realizar la compra y preparar el barco para la partida, incluso hay que tener en cuenta que estaremos cansados del viaje de llegada a Ibiza.

Pero nada de esto supone ningún tipo de problema, ya que que a los 30 minutos navegando de San Antonio ya encontramos bonitos lugares donde pasar la primera noche. Una segundo día en la costa sur de Ibiza nos completa el recorrido por esta zona, que nos dejará ya un muy buen sabor de boca, y podemos pasar la segunda noche fondeados a un par de horas de Formentera, de forma que al día siguiente una placentera travesía a vela es suficiente para presenciar la impresionante arribada a las playas más exóticas y espectaculares del Mediterráneo. No puede faltar en este recorrido la vuelta a la isla de Es Vedrá, un peñón rocoso con aspecto imponente que emerge del mar a tan solo una milla de la costa Ibicenca. Se trata de dos islotes, Vedrá y Vedranell. El canal entre los dos permite el paso de las pequeñas embarcaciones mientras nos situemos bien al centro del canal, y en condiciones de buen tiempo podemos entrar en la bahía interior de Vedranell, que cierra una pequeña ensenada en forma de herradura, donde no se puede fondear debido a la gran profundidad pero permite la entrada con un velero. Podemos navegar el contorno de la isla grande a escasos metros de sus acantilados sin ningún peligro, gracias a lo escarpado de sus fondos, pudiendo acercarnos hasta casi tocar la roca y pasar por debajo de las paredes sintiendo la verticalidad de sus murallas. Una vez en Formentera varios son los lugares interesantes, y bien merece dos o tres noches en los diferentes lugares, y una vez nos encontremos saciados por su belleza podremos alimentar nuestra sed de viento y millas dando la vuelta a la isla y poniendo proa a Ibiza, surcando las aguas del este de las Pitiusas bajo el viento local que nos puede ofrecer una travesía a vela que jamás olvidaremos.

El siguiente destino puede ser el puerto de Ibiza, para quien no se quiera perder la visita a la ciudad y presenciar el ambiente de fiesta que se respira por sus calles, incluso ir más allá para los más entusiastas de la noche.

A continuación proponemos es cualquiera de las calas del norte, ya que la costa este y sureste de Ibiza, aunque de singular belleza, no justifica su visita cuando no nos sobran los días. Esta es la travesía más larga que realizaremos, bordeando Ibiza por su costa este, pasando por la isla de Tagomago y doblando la Punta Grossa y el cab de Moscarté. Una vez en  la costa norte la elección es nuestra, ya que muchos son los lugares interesantes que nos encontraremos hasta la vuelta a San Antonio, que nos queda a dos horas de la cala más alejada de esta zona, con lo cual podemos apurar hasta el medio día del viernes para poner proa de vuelta y concluir la semana. El recorrido inverso ofrece diferente secuencia de ambientes, ya depende de las preferencias del grupo y sobre todo, de las condiciones meteorológicas.

Ruta vuelta a Ibiza por el paso de los Freus:

La ruta consiste en el mismo itinerario que la anterior, con la diferencia que en lugar de dar la vuelta a Formentera pasamos a Ibiza por el paso entre las dos islas, conocido  como el paso de los Freus. No entraña ninguna dificultad, se trata de un canal ancho y muy bien balizado, únicamente si lo pasamos de noche deberemos prestar especial atención a las marcaciones entre los dos faros que marcan el paso. Nos vamos a encontrar dos balizas cardinales en las proximidades de cada extremo, es muy importante respetarlas con el debido margen, ya que delimitan bajos rocosos sobretodo en la costa norte. Dependiendo de las horas a las que pasemos encontraremos más o menos tráfico de barcos, pudiendo llegar a ser un auténtico ir y venir de ferrys, veleros y yates que se dirigen a Formentera. Hay que tener en cuenta que este paso forma parte de la ruta regular que enlaza Ibiza con La Savina, en Formentera, y en plena temporada, y al cabo del día realizan decenas de viajes. Las horas punta son entre las 10 y 12 de la mañana, y entre las 6 y 8 de la tarde, que son las horas en ida y vuelta de los barcos que pasan el día en Formentera. En las estribaciones del puerto de Ibiza existen varios islotes rocosos, uno de ellos está balizado con la señal de peligro aislado, pero el resto no. Cuando intentamos entrar al puerto de noche deberemos de tener los ojos bien abierto y prestar constante atención al plotter para ubicarlos perfectamente en caso de falta de visibilidad en noches oscuras.

Puedes visualizar el plano de la ruta:

PLANO-RUTAS-1

itynerary-ibiza-and-formentera

 

Rutas para navegar por Ibiza
Danos tu voto!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacta con nosotros